Hemen zaude: Noticias » Semana Europea de Prevención de Residuos

Semana Europea de Prevención de Residuos

26.11.2014
Compartir>
Necesidad de una gestión eficiente de los residuos para mitigar sus efectos medioambientales.
La generación de residuos es uno de los retos ambientales más complejos a los que se enfrenta la sociedad moderna ya que mientras aumenta el volumen de residuos a escala global, disminuye la capacidad del planeta para asimilarlos.

Una gestión eficiente de los residuos supondría la mitigación de muchos de los problemas medioambientales de la actualidad, reduciendo la contaminación de las aguas, los efectos del cambio climático o el impacto negativo en los ecosistemas y la salud humana.

Teniendo en cuenta la jerarquía de gestión de residuos (Reducir, Reutilizar, Reciclar), la prevención se convierte en una estrategia prioritaria, ya que “el mejor residuo es el que no se genera”.

En este contexto, nace la Semana Europea de Prevención de Residuos a través del Programa LIFE+ que, en el mes de noviembre, impulsa acciones descentralizadas en los 28 países miembros de la UE, organizadas por diferentes administraciones públicas, entidades privadas e instituciones académicas con el fin de sensibilizar a la sociedad sobre el exceso de residuos, reduciendo tanto su volumen como su peligrosidad.

Desde el 2010, la entidad GOGERSA es la responsable de organizar la SEPR (Semana Europea de la Prevención de Residuos) en el Principado de Asturias. Como ejemplo, en el año 2013, bajo su coordinación, se implicaron más de 65 organizaciones públicas y privadas, las cuales organizaron un total de ochenta actividades que llegaron a más de veinte mil ciudadanos de la región.

Residuos de alimentos


Independientemente de la temática de las actuaciones a realizar por parte de los participantes en la SEPR, en cada edición se selecciona un tema sobre el que trabajar de forma conjunta en toda Europa. Este año la temática gira en torno a la prevención de los residuos de alimentos: “Stop food waste”.

Y es que los residuos de alimentos alcanzan cifras preocupantes en la UE, más aún cuando se trata de desechos que podrían cumplir otros estándares de consumo, pues muchos alimentos se rechazan por su apariencia, fecha de consumo preferente (que no caducidad) o simplemente son sobrantes. Aproximadamente el 30% de la comida empaquetada se tira antes de ser abierta y alrededor del 50% de los alimentos desperdiciados lo constituyen frutas y verduras.

En cifras, en Europa las pérdidas y el desperdicio de alimentos alcanzan unos 89 millones de toneladas al año. De esta cifra, el 42% se produce en los hogares, el 39% en los procesos de fabricación, el 5% en la distribución y el 14% en la hostelería.

España es el sexto país de la Unión Europea que más comida desperdicia, con 7,7 millones de toneladas. No obstante, en términos por habitante hay quince países de la UE cuyo nivel de desperdicio alimentario es superior al español. En dinero, cada español tiraría unos 250€ anuales en comida que, sin duda, podrían alimentar a personas sin recursos.

Plan de acción de prevención de residuos de EDP España


Desde sus inicios, EDP España siempre se  ha comprometido con esta iniciativa europea, apoyando a COGERSA en su difusión a través de diferentes actuaciones de formación y sensibilización de los diferentes grupos de interés, a través de acciones internas con los empleados y proveedores, acciones con los clientes e iniciativas dirigidas a la sociedad en su conjunto.

Del mismo modo, a lo largo de esta Semana se aprovecha para poner en valor las iniciativas de prevención de residuos que se desarrollan en los centros de trabajo de EDP en España. A través de diferentes programas de mejora en las instalaciones, se desarrollan de forma continua iniciativas relacionadas con la reducción de la producción de residuos y su valorización o reciclaje, entre las que se encuentran:

  • Facturación electrónica: minimización del consumo de papel que, conjuntamente con la campaña “Un cliente, un árbol” ha contribuido a la plantación de más de  70.000 árboles en la región.

  • Reutilización de equipos informáticos por los empleados o su donación a organizaciones no gubernamentales para su uso.

  • Puntos comunes de agua. A través de la disposición de fuentes de agua, se evita la compra de botellines individuales y la generación de residuos plásticos.

  • Bolsas biodegradables. Sustitución de todas las bolsas corporativas de plástico por otras fabricadas con fécula de patata que garantizan su biodegradabilidad y compostabilidad.

  • Comercialización de los yesos procedentes de las unidades de desulfuración. La totalidad de los yesos generados se destinan a la venta, adquiridos por empresas de fabricación de materiales de construcción.

  • Valorización del 100%  de las cenizas y escorias en las centrales térmicas de carbón, destinándose a la fabricación de cemento.

  • Recogida de materiales y productos por parte de los empleados de la entidad para su  reutilización por entidades asistenciales.













Kategoriak

Hondakinak